Los ídolos de barro de la prensa peruana

Una sentencia innecesaria

La sentencia condenatoria contra el blogger José Alejandro Godoy en el juicio que le había iniciado el inefable Jorge Mufarech (ex ministro de trabajo durante el régimen fujimorista y congresista durante el periodo toledista) ha motivado una interesante discusión en la prensa y en los blog sobre el tema de la libertad de expresión e información. Por un lado, la mayoría de los periodistas han rechazado –casi impulsivamente- la sentencia (y, por las reacciones iniciales, sin siquiera haber leído la sentencia), cosechando el blogger muestras de solidaridad de parte del gremio periodístico. Por otro lado, una minoría –menos dispuesta a sumarse al coro de la prensa oficial y tal vez algo más reflexiva- ha señalado que en realidad, más que una persecución contra la prensa, se trataría de una condena que, aunque excesiva, no deja de tener asidero legal en tanto que el blogger habría incurrido en delito por no haber sido cuidadoso en la redacción del post motivo de la condena. Una discusión extensa sobre este punto puede verse en este post del GCC.

No voy a ahondar en los argumentos específicos del tema de la condena, sobre la cual se ha escrito ya bastante. Solo diré que, luego de leer la sentencia, me queda claro que mas que persecución se trata de un penoso caso de un post mal escrito (es increíble la omisión del uso de condicionales por parte del autor, generando la impresión de estar afirmando una serie de hechos por lo que, nos guste o no, Mufarech ya ha sido exonerado por la justicia), un blogger incapaz de reconocer el error y enmendarlo (re-escribiendo un párrafo de un post) y una jueza que, pudiendo dictaminar una pena más benigna, termina dándole alas a quienes creen que, en términos de liberta de prensa, estamos como en los noventas. Toda una cadena de errores que algunos quieren aprovechar para “regalarnos” otro icono de la libertad de expresión.

La moralina de Rosa Maria Palacios

Más interesante que el caso Godoy en sí mismo, me ha parecido la reacción destemplada de una periodista (llena de insultos y argumentos falaces), Rosa María Palacios (RMP), a las referencias hechas a su persona en el post del GCC mencionado líneas arriba. A la periodista de marras no le gusta que nadie le recuerde que colaboró en la campaña electoral del candidato del régimen fujimorista Juan Carlos Hurtado Miller (HM) en 1998, en las postrimerías de la dictadura y cuando ya se sabía sobre la pobredumbre del régimen. En palabras del propio Godoy:

“… ya en 1998 se habían producido la Ley de Amnistía, la Ley de Interpretación Auténtica, el despojo de Frecuencia Latina, la destitución de los magistrados del Tribunal Constitucional, las investigaciones sobre la muerte y torturas de agentes del SIE, espionaje telefónico e ingresos de Vladimiro Montesinos.ROSA MARIA PALACIOS Y LOS AÑOS 90: COMENTARIOS FINALES.

No es sorpresa que RMP se moleste cuando le enrostran su participación en el régimen anterior. Basta ver esta entrevista que le hizo Jaime Bayly (JB) hace un tiempo atrás:

Estamos frente a una RMP que en la primera parte de la entrevista hace lo que más le gusta: pontificar y decirle a los demás como deben comportarse con una moralina de mal gusto. Pero en la segunda parte, cuando JB le recuerda su colaboración con HM, el rostro de RMP cambia y en vez de responder a los cuestionamientos con argumentos recurre a un razonamiento falaz (para ser más precisos, un argumento ad hominem): como quien la acusó originalmente (Mufarech) es un personaje cuestionable, entonces la acusación no es válida. Siendo ella considerada como una persona inteligente y muy preparada, cabe preguntarse cómo es posible que una persona así cometa este tipo de error. O no es tan lista como se cree o simplemente recurre deshonestamente a un razonamiento falaz para defenderse de cuestionamientos válidos. En cualquier de los dos casos la periodista de marras no queda muy bien parada.

Los otros argumentos de RMP son francamente deleznables:

· “era un favor para una amiga”.

· “Pido disculpas por no tener la información la información completa”.

· A la pregunta de Bayly “En el 98 no sabías que era una dictadura?”, RMP responde “Ese es un tema discutible”.

Rosa María, devuelve la plata

Lo peor es que RMP tiene una doble vara cuando se trata de estos temas. Ella trata a sus invitados con una severidad que no se exige a ella misma. Así por ejemplo, en una entrevista reciente a Lourdes Flores le pregunto lo siguiente:

Le han pedido que pida perdón por haber cometido la estupidez de ser la abogada de un procesado por narcotráfico y que devuelva los más de 300 mil dólares que durante sus años de carrera profesional con este cliente ha ganado” (ver minuto 5 de este video)

RMP diciéndole a Lourdes Flores que pida perdón por haber trabajado con Cataño y que devuelva lo que cobró. Bajo esa lógica, no debería pedir perdón también ella por haber trabajado con Hurtado Miller, el candidato municipal de la dictadura? Siguiendo el razonamiento implícito en su pregunta, que devuelva ella también lo que cobró.

Los ataques de Rosa María en el GCC

Sin embargo, lo más lamentable han sido los ataques de RMP a los comentaristas del ya mencionado post del GCC. Uno puede estar en desacuerdo con los argumentos de Silvio Rendón, pero por lo menos uno puede encontrar eso: argumentos. Por lo general su autor presenta sus argumentos teniendo como base fuentes de origen diverso. Cada lector puede formarse un juicio al respecto y evaluar si las conclusiones del autor son admisibles o no. RMP, en vez de mantener un debate alturado y contra-argumentar de modo tal que los demás lectores podamos evaluar los argumentos de la otra parte del debate, prefirió acusar de “maoístas” y “loquitos” a quienes veníamos participando y siguiendo la discusión sobre el tema de la sentencia de Godoy. Aquí un selección de sus expresiones más lamentables:

“Este sitio es un parque temático de enloquecidos! La verdad que bien graciosas sus teorias.”

“Reitero, este sitio es divertídismo. Un manicomio lleno de loritos. Que siempre son lindos para adornar la cocina!!!”

“Le reitero que su parque temático de enloquecidos es divertídismo. Me da mucha pena saber que sus alumnos no lo aprecian. Si necesita mi ayuda para promocionarlo me cuenta nomás.”

En vez de optar por la discusión, RMP opto por atacar. Lamentable actitud de quien parece creerse la “reserva moral” del país.

Advertisements

4 Comments

Filed under Falsos Profetas

4 responses to “Los ídolos de barro de la prensa peruana

  1. Mas que reserva, la miseria moral. El caradurismo en su maxima expresion

  2. Realmente la miseria moral…al principio pensé que era un troll impersonalizandola pero luego se confirmo que era ella misma. Con ese periodismo no es raro que estemos tan mal en el Perú.

  3. Buena secuencia de ídolos de barro. Esta entrega sigue muy bien a la anterior sobre Humberto Campodónico (o Camaleónico). Como se puede apreciar, no es un asunto de izquierdas o derechas, sino de ciertos principios básicos como la transparencia, la claridad argumentativa, la autocrítica, el pensar lógicamente.

  4. Excelente post, desenmascaratorio 🙂 Allá con los huelepedos de la RMP…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s